Agenda tu visita al Templo Bahá’í

Durante esta fase de reapertura y para garantizar el cumplimiento de los aforos y disposiciones sanitarias, mantenemos nuestro programa especial de visitas guiadas, el que permitirá participar junto a un grupo reducido de personas por un recorrido por el Templo, conocer de su propósito y vivir un momento de oración y reflexión. Cada visita guiada tiene una duración de aproximadamente 90 minutos y sólo pueden participar de ellas quienes se hayan inscrito de forma previa.

Importante para la visita guiada:

Uso permanente de mascarilla

En todo momento se deberá portar mascarilla cubriendo boca y nariz.

Desinfección al ingresar

Al ingresar se pedirá desinfectar manos y zapatos

90 minutos de duración

Cada visita guiada tiene una duración de 90 minutos y sólo pueden participar quienes se hayan registrado de forma previa.

Aforo reducido

Tu visita se realizará en un grupo reducido de personas con distanciamiento social.

Puntualidad

Asegúrese de llegar antes del inicio de la visita guiada para no perder su cupo

Lleve agua

Por medidas sanitarias nuestros bebederos de agua se encuentran deshabilitados. 

Sin comida

Para prevenir contagios no se permitirá el consumo de alimentos. 

Sin mascota

Deje su mascota en casa. No contamos con las condiciones para recibirla.

La visita guiada inicia en área de recepción (punto B)

*No se cuenta con vehículos para el traslado de personas entre los puntos A (acceso) y B (recepción).

El acceso al camino del Templo se realiza por Avenida Diagonal las Torres 2000, Peñalolén (punto A en el mapa). Luego de ingresar se debe subir una cuesta de aproximadamente 2 km (30 minutos a pie o 5 minutos en auto) hasta llegar a la zona de estacionamiento y el área de recepción (punto B en el mapa).

Agende su visita aquí

Revise las fechas y cupos disponibles* e inscríbase antes de realizar su visita

*Los cupos y horarios disponibles se actualizan constantemente y se anuncian en las historias de nuestras redes sociales.

“Los templos bahá’ís son refugios para la contemplación más profunda de la realidad espiritual y las cuestiones fundamentales de la vida, incluida la responsabilidad individual y colectiva para con el mejoramiento de la sociedad”